El desarrollo de la economía digital en la región depende de una adopción financiera y digital de forma masiva.


Soluciones digitales inclusivas: El futuro de la economía digital

El incremento en la conectividad, a través del acceso a internet y dispositivos móviles, ha impulsado el surgimiento de nuevos modelos de negocios. Este fenómeno exige la creación de innovación tecnológica adaptada a las necesidades actuales, y que por ende promueva una de las mayores barreras que tiene la economía digital: inclusión financiera.

Con el surgimiento de soluciones digitales inclusivas se está apoyando el desarrollo de la pequeña y mediana industria, un sector que ha sido vulnerable ante los cambios que implica la revolución digital. Reducir costos de transacción y operatividad, mejorar el desempeño financiero e incorporar nuevos segmentos de clientes, son tan sólo algunos de los beneficios que ofrece.

De acuerdo al Global Findex 2014, la inclusión financiera alcanza un promedio de 51% (mayores de 15 años) para América Latina (muy alejado del 94% de los países que conforman la OCDE). No obstante, sólo el 23% de esta población adulta ha utilizado de forma efectiva su cuenta bancaria. Es importante destacar que la inclusión financiera debe ser vista como la tenencia y uso efectivo de cuentas y tarjetas (crédito y débito) por parte de los usuarios.

El caso de Chile es atípico para la región, destacando en todos los indicadores relacionados al desarrollo económico. El 63% posee cuenta bancaria, y el 32% utiliza regularmente los productos financieros. Con estos datos podemos estimar que, alrededor de 10 millones de personas están excluidas de la economía digital y el comercio electrónico en Chile.

Al extrapolar este análisis sobre el resto de la región, revelamos que existe un gran reto para la industria y el futuro de la economía digital. El sector de las FinTech está generando soluciones digitales, integrales e inclusivas, las cuales están enfocadas desde una necesidad que existe en toda Latinoamérica.

El objetivo de este sector FinTech cumple con uno de los temas principales del Foro Económico Mundial (realizado a principios del 2016), donde el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) instó a los gobiernos de Latinoamérica apoyar y promover el desarrollo de servicios de pagos digitales inclusivos. En otras palabras, conformar un ecosistema donde la infraestructura tecnológica y las soluciones digitales inclusivas impulsen el desarrollo de la economía digital.

Estas soluciones digitales deben permitir una convergencia entre las transacciones online y los medios de pago tradicionales como el dinero en efectivo. Pago46 es un medio de pago que cumple con esa premisa, permite la adquisición de bienes y servicios desde una plataforma digital usando dinero en efectivo.

El uso promedio de efectivo en Latinoamérica supera el 85%, esta cifra implica que, la mayor parte de la población dispone de una alternativa para comprar vía online sin tarjeta de crédito. Las PYME tienen una gran opción de incorporar un nuevo segmento de clientes, con capacidad económica y conscientes de las ventajas que ofrece el comercio electrónico. Pago46 concreta la posibilidad de ventas y adquisición en un segmento que hoy día no participa en el Ecommerce.

Se estima que el surgimiento de innovaciones como Pago46 tendrán gran repercusión en todos los sectores de la economía, estimulando la demanda y acceso a las compras online, mejorando la experiencia de compra y en consecuencia los niveles de conversión para el Ecommerce.